Carcassonne, o Carcasona en castellano, es una de las ciudades medievales mejor cuidadas y conservadas que podrás visitar. Un claro ejemplo de ciudad fortificada.

Panorámica de Carcasona

Aérea de Carcassonne – Wikimedia Commons

Estoy convencido de que ya conocías este lugar de Francia y estabas deseando visitarlo. Carcasonne es uno de los lugares más turísticos y conocidos de la Occitania en el sur de Francia. Antes de la la reforma territorial de 2014 pertenecía a la región del Languedoc-Rosellón.

La Cité de Carcassonne o ciudadela de Carcasona fue nombrada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997.

Para visitar Carcasona tendrás que ir prácticamente a medio camino entre Toulouse y Narbona.Localización Carcassonne

Nosotros decidimos visitar Carcassonne en nuestra primera ruta en coche por el sur de Francia.

Si te gustan las ciudades medievales, las murallas y los castillos tienes que viajar a Carcasona alguna vez. Creemos que debe ser un lugar ideal para viajar con niños y que aprendan sobre la Edad Media y este tipo de fortificaciones.

Breve Historia de Carcasona

Como suele pasar en estas zonas del sur de Europa, por la ciudad han pasado diversas civilizaciones a lo largo del tiempo; romanos (¡cómo no!), visigodos, árabes y francos.

La ciudad creció y cobro relevancia especialmente entre los siglos XI y XII, durante el periodo feudal, cuando se construyeron o renovaron los elementos más destacados y llamativos que hoy se mantienen: catedral, castillo y murallas.

Entre los años 1208 y 1240, Carcasona vive un periodo de incertidumbre con varios cambios en el control de la ciudad. Incluyendo dos cruzadas para evitar el auge de los cátaros en la región.

En 1240, Raymon Trancavel intenta recuperar la ciudad sitiando la localidad pero no logra conseguirlo y acaba renunciando sobre sus derechos sobre Carcasona. Esta es la última vez que la localidad es atacada en la historia.Patio del castillo de Carcasona

Posteriormente, a partir del siglo XVII, la ciudadela de Carcassonne pierde interés y los habitantes se mudan fuera de las murallas, hasta que el siglo XIX, el arquitecto Eugene Viollet-le-Duc hace una restauración (parece ser que muy criticada) otorgando finalmente el estado actual.

En este enlaces puedes encontrar más información sobre la historia de Carcasona.

Qué ver en Carcassonne

A continuación vamos a detallar brevemente los elementos más destacados que ver en Carcassonne.

A nosotros lo que más nos gustó fue la vista general de las murallas desde el exterior y perdernos por las pequeñas calles de la ciudadela.

Castillo de Carcassonne

El castillo está construido en la zona más alta, lo que supone mejor defensa natural.

Esta adosado a la muralla y su diseño actual data del siglo XIII y es una fortaleza dentro de la propia fortaleza que es Carcasonne. El acceso al castillo sólo es posible a través de un puente que cruza un foso y que después incluye una puerta levadiza.

Castillo de Carcasona

Castillo de Carcasona – Jose Manuel Mota

El castillo se puede visitar y hay que pagar entrada (precio entre 8€ y 10€ si no recuerdo mal). A nosotros nos gustó visitar el castillo especialmente por pasear por la vía de ronda de las murallas y poder ver diferentes elementos defensivos característicos de los castillos medievales.

Ciudadela y Murallas de Carcasona

Como ya sabrás, la Ciudadela de Carcasona es un recinto totalmente amurallado. Concretamente por una doble muralla de aproximadamente 3 kilómetros y que posee 52 torres.Calle murallas Carcassonne (liza)

La muralla interior es la más antigua y se distinguen algunas secciones de época galo-romana, especialmente algunas de las torres.

Una muralla exterior, que refuerza la seguridad de la primera, fue construida en el siglo XIII y que además añade un foso en aquellas zonas más vulnerables. Además deja un amplio espacio entre ambas murallas (liza), también como sistema defensivo.

Puerta Narbona de Carcassonne

La puerta principal de acceso a al ciudadela es la Puerta de Narbona. Te llamará la atención por sus dos grandes torres con forma de tajamar en su parte frontal para desviar los proyectiles enemigos.

También puedes ver otras puertas de acceso a la ciudadela, como la Puerta del Aude, que da al río del que recibe el nombre, ya cerca del castillo, así como otras puertas menos reconocidas.

Basílica de Saint-Nazaire

Fue la catedral de Carcassonne desde su construcción hasta el año 1801.

Esta iglesia construida en piedra arenisca, se clasifica como de estilo románico, aunque te extrañará encontrara muchos elementos góticos en ella. Esto se debe; primero al tiempo de la construcción en sí, y segundo, a la trasformación y restauración llevada a cabo por el arquitecto Eugene Viollet-le-Duc en el siglo XIX.

Basilica de Saint Nazaire de Carcassonne

Basilica de Saint Nazaire de Carcassonne – Wikimedia Commons

Desde 1908 el claustro de la basílica se convirtió en un anfiteatro.

Catedral de Carcasona

Voy a mencionar la catedral de Carcasona principalmente para evitar la confusión con la Basílica de Saint-Nazaire.

La catedral de San Miguel de Carcasona esta en la ciudad baja, o lo que es lo mismo, fuera de la ciudadela. Fue construida en el siglo XII y se convirtió en catedral de la localidad en 1801.

Leyenda del origen del nombre de Carcassonne

Dice la leyenda de Carcasona que la dama Carcas (viuda del rey musulmán) estaba al cargo de la defensa de la ciudad durante el asedio del ejercito de Carlomagno.

Cuando ya contaban varios días de sitio a la ciudad, la dama de Carcas ordenó realizar un inventario de la comida que disponían para sobrevivir. El resultado de este inventario fue un cerdo y un saco de trigo.

La dama Carcas dispuso entonces un plan. Dar de comer al cerdo todo el trigo posible, tras atiborrar al animal, ordenó lanzarlo desde la torre más alta de la ciudadela. Cuando Carlomagno y su ejército vieron el cuerpo del cerdo y su interior, pensaron que en Carcassonne había comida de sobra para resistir el sitio que estaban haciendo y se ordenó la retirada.

Cuando la dama vio que el ejercido imperial se retiraba ordenó hacer sonar las campanas de la ciudad. A lo que Carlomagno, escuchando el sonido, exclamó ¡Carcas suena! (Carcas son).

Podrás ver hoy en día varias representaciones de la dama Carcas en la ciudad de Carcasona, por ejemplo en la Puerta Narbona.


¿Qué otra ciudad medieval amurallada nos recomendarías?

 

[Total:0    Promedio:0/5]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
¿Te gusta este artículo?

¿Te gusta este artículo?

Si quieres tener más información sobre viajes y destinos turísticos suscríbeta a nuestro blog y no te pierdas ninguna de las novedades.

You have Successfully Subscribed!

Send this to a friend